Nosotros ♡

sábado, 16 de junio de 2018

Montaña rusa.

Es el peor momento de mi vida y escribiré como me siento. Esto lo escribo para mi. Por si es que algo pasa o quizá por si aquí a un largo tiempo, me haga recordar este momento y conservar mi humildad.

Los primeros días, todo iba muy rápido. Ni sabia ni me esmeraba por analizar lo que mi mente y cuerpo a gritos silenciosos me decía.
Iba y venia solo intentando aliviar el dolor. Nunca lo curaba. Entonces siempre estaba ahí.

El dolor se iba disipando por todo mi cuerpo lentamente. Los ataques eran mas intensos y la desesperación de pensar en estar sola me asustaba.
Es curioso saber que estas intacta, sin ver sangre ni heridas y sentirse como si te hubieran apuñalado sin piedad. A veces el dolor interno incluso es mas fuerte que esos golpes físicos.
Comenzaba a autodestruirme incosientemente. Queria buscar respuestas a todas aquellas preguntas que diariamente me hacia. Nunca encontre nada. Solo encontre entrar más a esa dimensión.
A las semanas, esa desesperación comenzaba a calmarse. A desaparecer. Pensaba que estaba recuperandome, hasta que caí y acepte que esto era mucho mas fuerte de lo que pense. Ahora el dolor iba y venía.
La soledad quería darme la mano y la energia a la vez me decía adiós.
Comenzaba hacerse una montaña rusa. Me alegraba mucho por la subida, me sentia muy bien pero cuando sentía venir la bajada, me asustaba mucho, muchísimo. Pero no quedaba de otra que aceptarla.
Las horas se volvian eternas, los pensamientos eran tan fuertes y duros que no encontraba como distraerlos. Me sentia parada en medio del mundo, viendo como todos corren y yo ahí viendo como todo pasaba, sin poder hacer nada. Un cuerpo sin alma.
Ya nadie me esuchaba, no podia explicar que era lo que sentia porque ni sabia ni entendia nada.
El corazón se hizo una rosa, que con tan solo sentir el aire se desvanecía.
Nadie tiene la culpa, nadie habia hecho nada para que esto me pasará. Solo pasó así, como una gripe. Llega sin avisar, golpea tan fuerte que no tienes ni fuerzas para ir a buscar el antidoto. Nadie te avisa ni te prepara para estos tipos de golpes. Son inexplicables.
En la actualidad, en este momento al tocar las teclas aún siento lo que he escribido pero mi dolor ha cambiado. Ahora lo siento así:

Estoy entrando a un lugar desconocido. Tengo miedo de perderme buscando la salida. Es dificil explicar lo que se ve y se siente mientras mas dentro comienzas a estar. Una dimensión desconocida. Sin sentido y sin látido.
Todo se vuelve más oscuro. Una oscuridad cada vez más densa. Da miedo saber que tienes los ojos abiertos y no puedes ver nada. Tan solo da miedo.
Mientras mas oscuro se vuelve mas díficil es encontrar la salida y comienzas a sentir la derrota. Esa lucha se vuelve guerra. Nadie contra nadie. Sólo eres tú contra ti. Estas solo. Nadie entendera que tan profundo se siente. A veces sientes agua fria, otras calor extremo.
Momentos en las cuales no quieres escuchar el ruido de la sociedad, te hundes cada vez mas y eso hace que entres mas a esa dimensión para dejar de escuchar y de sentir. Sudas frío del miedo que recorre por todo tu cuerpo. Sabes que nadie podrá sacarte, sabes que huiras para que nadie te busque por temor a lo que diran. Las palabras comienzan a ser poderosas. Es un juego de ajedrez. Queriendo atacar directo a la reina. Matando cada peón, sabes que son los primeros y los mas debiles. Sabes que te quedan pocas fichas y no tienes como cubrir a tu reina. Es un miedo inexplicable.
Se que estas palabras son fuertes, se que dan mucho mensaje. No quiero que me pase nada. No quiero herir ni traumar a nadie, nadie se merece pasar por lo que paso y mucho menos sentirse que no pudo hacer nada. Esto sigue siento una lucha. Pero como todo destino y camino no sabes lo que viene y por eso escribo. Estoy en una etapa desconocida donde no se el final.
Pero quiero que sepan que estoy luchando.
Me tengo que volver a reconstruir. Tomara mucho tiempo. No sera fácil, porque nada es fácil.
Cuando toda esta tormenta pase. No volveré a ser la misma.
Pero para todos, aquí estaré. Dispuesta a ayudar. Escuchar y decir yo lo logré y tu puedes hacerlo.
Si estas leyendo esto quiero que sepas que todo pasa, nunca te des por vencido. Sientelo todo, sentirlo todo hasta que se acabe o mejor dicho, sintiendolo de verdad se puede acabar. Sigue luchando hasta el final hasta que todos tus energías se acaben. Nunca sabras si se acabaran. En caso se acaben despidete contento porque el intento es lo que vale. Luchaste hasta el final. Pero yo te aseguro que si luchas si lo intentas ese final no lo conoceras. Nunca te rindas mel, nunca porque en el fondo sabes que hay luz.
Toda oscuridad tiene luz.

No me sueltes Mel.