Nosotros ♡

martes, 12 de junio de 2018

Always

A veces me pregunto si supiste en cuantos pedazos me dejaste. La magnitud del daño fue del corazón al infinito del universo.
Y cuantas veces estuve en esa oscura grieta de aquel abismo donde me tiraste. Buscando desesperadamente oxigeno para salir.

Divisas el mar y es como si hubieses estado en el durante mucho,mucho tiempo. Como si pertenecieras a el. Entre mareas altas, tsunamis y el calor del agua.
Llega un momento que te cansas y comienzas a ahogarte. Intentas nadar para llegar a la orilla, te hundes porque las olas vienen con mas fuerza, entonces flotas y te dejas llevar para que solo se pacifique.
Cierras los ojos, ya no quieres ver que se aproxima. Solo sientes como aprovecha que es mas fuerte. Hasta que al abrir los ojos te das cuenta que estas en la superficie, tu tacto siente algo nuevo. Intentas buscar el equilibro con tus pies.
Miras el horizonte por primera vez, es algo nuevo. Y te dices que por mas hermoso que sea mirar el mar, no perteneces ahí para encontrar el equilibrio.

No es fácil dejar ir. Ninguna decisión es fácil. Como lo placentero que era nadar en ese océano, pero no hay gravedad.
El mar es el mar, y tu eres tu.

Tengo que dejar ir, aunque a veces me vea en el mar de nuevo...